Noticias

Inmobiliaria Casco Viejo Bilbao - Pros y contras de que las inmobiliarias ofrezcan hipotecas

Pros y contras de que las inmobiliarias ofrezcan hipotecas

Es normal recurrir a las inmobiliarias para encontrar la casa de nuestros sueños, mientras que cuando necesitamos financiación, acudimos a una entidad financiera. Sin embargo, existe la posibilidad de gestionar la hipoteca necesaria para la compra de la vivienda a través de las inmobiliarias. Es una opción que ofrecen algunas inmobiliarias que disponen de divisiones de intermediación hipotecaria. ¿Qué ventajas tiene para el comprador de vivienda tramitar la hipoteca a través de la inmobiliaria?

Cómo gestionan las inmobiliarias las hipotecas

En realidad, las inmobiliarias no gestionan hipotecas. Esta función la desarrollan a través de operadores de intermediación financiera que facilitan a los compradores de vivienda el acceso a la financiación. Tampoco estos operadores conceden las hipotecas directamente, solo hacen de intermediarios entre los clientes y las entidades financieras. La función principal de estos intermediarios vinculados a las inmobiliarias es buscar la hipoteca que mejor se adapte a las necesidades del cliente entre la amplia oferta del mercado.

“Una inmobiliaria que asesora a un cliente en la financiación debe contar con un profesional o equipo de profesionales, que tengan la formación y seriedad que requiere dicho asesoramiento, para poder explicar las distintas ofertas que se pueden encontrar en el mercado hipotecario”, explica Teresa Ortiz, directora del Centro Hipotecario de Gilmar. Este centro hipotecario facilita asesoramiento, pero no es un intermediario financiero: “No hablamos ni firmamos documentos en nombre del banco. Asesoramos y facilitamos el acceso a la financiación, apoyando en todo momento al cliente que está comprando o vendiendo la vivienda con nosotros”.

Qué ventajas tiene para el comprador de vivienda

La principal ventaja que tiene para el comprador gestionar la hipoteca a través de los intermediarios de las inmobiliarias es que consigue ahorrar tiempo y acceder a más alternativas que si buscase directamente. “Ofrecemos todas las condiciones que hay en el mercado hipotecario actualizadas y evitamos al cliente el trabajo de la gestión. Un cliente para abarcar todas las entidades necesita muchas horas, nosotros se lo facilitamos de inmediato, actualizado y negociado”, confirma Mercedes Blanco, CEO de BGestión Global, el centro hipotecario de Fincas Blanco.

Estos intermediarios se caracterizan también por ofrecer un servicio adaptado a las necesidades del cliente. “El intermediario, como experto conocedor del mercado hipotecario, analiza cada caso concreto y la situación actual del comprador y busca entre toda la oferta la mejor hipoteca para ese comprador concreto. Un cliente particular es difícil que conozca toda la oferta hipotecaria y sus condiciones”, explica Paolo Boarini, consejero delegado de Tecnocasa, que cuenta con Kirón para la intermediación de préstamos y créditos.

Además, al negociar mayores volúmenes de hipotecas estos intermediarios mejoran las condiciones de la financiación que puede alcanzar el cliente por sí mismo. El volumen de hipotecas que se intermedian a través de las inmobiliarias puede ser del 40% en el caso de Kirón que intermedió el año pasado 2.945 hipotecas, al 80% que declaran en BGestión Global. No obstante, según reconocen en las empresas, este volumen va en aumento cada año que pasa.

Este servicio a veces tiene un coste

Este servicio, por lo general, se ofrece a todos los clientes que compran vivienda en la inmobiliaria y que necesitan financiación. A veces solo se da orientación sobre la financiación y el precio máximo de compra al que podría optar el comprador de acuerdo con su situación y en otras se llega hasta la firma de la hipoteca con el banco. Las inmobiliarias reconocen que ofrecen este servicio de intermediación hipotecaria como un valor añadido.

El coste de este servicio de intermediación varía según la operación. “Se cobran los correspondientes honorarios por el servicio de intermediación financiera con una cuantía que depende de cada operación”, puntualiza Boarini. En BGestión Global el precio se pacta de antemano, va desde el 1% hasta el 5% como máximo, que en importe supone un coste de 1.500 a 3000 euros, según Blanco. En Gilmar, sin embargo, “es totalmente gratuito y no tiene ningún compromiso”, matiza Ortíz.

Cambios en la futura ley de Créditos Inmobiliarios

La nueva ley sobre créditos inmobiliarios, que se aprobará en los próximos meses, prevé que los intermediarios hipotecarios puedan conceder hipotecas en todos los países comunitarios. Así, las inmobiliarias podrán gestionar hipotecas, tal y como hacen ahora, en cualquier país europeo, pero deberán cumplir unos requisitos para ejercer esta función. Es necesario que estén registradas y sean supervisadas por el Banco de España. En el caso de que la inmobiliaria solo funcione en una comunidad autónoma, esta vigilancia corresponderá al departamento correspondiente de cada zona. El objetivo de esta medida es establecer un mayor control de los intermediarios hipotecarios, igual que se exige a la banca, para proteger al consumidor.

La normativa recoge la obligación de tener un seguro de responsabilidad civil profesional o aval bancario; poseer los conocimientos mínimos para poder comercializar los productos, y tener la capacidad técnica y operativa para cumplir los requisitos de transparencia que impone la norma. Desde las inmobiliarias valoran positivamente esta posibilidad, porque “estamos en un mercado global en el que la competencia siempre será buena para los usuarios”, según Ortiz. Reconoce que ya cuentan con acuerdos internacionales que han permitido al Centro Hipotecario atender a numerosos clientes comunitarios y no comunitarios en los últimos años. El Grupo Tecnocasa también está presente en diversos países de la UE con Kirón.

pisos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.