Noticias

Inmobiliaria Casco Viejo Bilbao - Hipotecas on line: ventajas e inconvenientes

Hipotecas on line: ventajas e inconvenientes

Nadie pone en duda que la “banca online” es la banca del futuro. Depósitos, transferencias, apertura de cuentas, son algunas de las operaciones más habituales que realizamos sin movernos de casa. Sin embargo, hay otras en las que todavía el cliente necesita asesoramiento personalizado como la contratación de un fondo de pensiones o la contratación de una hipoteca. Pero ¿ésto está cambiando?

Según datos del comparador HelpMyCash.com, analizados por habitaclia.com, existen muchas más razones para estar a favor de estos productos que en contra. ING Direct fue el pionero en banca online, pero no por ello ha sido el único, siendo seguido por Openbank, Unoe y Activobank. Manuel Gandarias, director del Gabinete de Estudios de pisos.com, señala que lo lógico es acudir a la sucursal del banco, pero en entidades 100% online siempre quedará la firma ante notario. Por eso recomienda conocer bien todas las condiciones, también la minuta del notario, Registro, notaría, tasación, etc. y descarta que sea peligro mientras el banco nos proporcione toda la información que le solicitemos y sepamos entenderla.

Así teniendo en cuenta esto, ¿qué ventajas ofrece la contratación de una hipoteca a través de la banca online?

Ausencia de comisiones. Si algo caracteriza a la banca online es por su política de de “comisiones 0”, precisamente porque puede reducir gasto en personal y oficinas. Eso significa que no solo las hipotecas tienen menos comisiones, por ejemplo, un 0 % de apertura, sino que la cuenta asociada a la hipoteca también tendrá un coste 0 por mantenimiento, transferencias y tarjetas, muy seguramente durante toda la vida de la hipoteca.

Diferencial más bajo. En estos momentos, existen ofertas online como la Hipoteca Uno-e a Euríbor + 1,65 %, la Hipoteca Naranja de ING a Euríbor + 1,69 % o la Hipoteca Activa Plus de Activo Bank a Euríbor + 1,70 %.

Menor vinculación: las hipotecas online restringen la vinculación a la contratación de seguro de vida y de hogar, junto a la domiciliación de nómina, mientras que en las de los bancos tradicionales, ésta se amplía hasta seguros de protección de pagos o contratación de plan de pensiones y un gasto mínimo anual en tarjetas.

Información más transparente. Casi todos los bancos online hacen públicas las condiciones de contratación de sus productos de una forma mucho más completa y detallada que la banca offline, que suele usar la web de una forma más promocional que informativa.

Webs más operativas. Al estar concebidos como servicio mayoritariamente online, tanto el diseño como la usabilidad son mejores que los de la banca offline, y tanto el mantenimiento como las actualizaciones se cuidan al detalle.

También tienen oficinas. La mayoría de bancos online tiene oficinas, al menos en las grandes ciudades, como en el caso de ING Direct o Activo Bank. En otros, como el de Openbank, se puede acudir a cualquier oficina del Santander, su “banco madre”.

Aunque también tienen inconvenientes, relacionados con la falta de una persona física con la que tratar.

Exigencias salariales altas: Algunas de las ofertas de banca online exigen, a cambio de atractivos diferenciales, ingresos mínimos que pueden ser inalcanzables para una parte importante de la población, un fenómeno que se extiende al resto del mercado, tal y como ya se denunció enKelisto.es. Según el INE, el salario más frecuente en España es de 15.500 euros brutos, es decir, poco más de 1.107 euros brutos al mes. Con este nivel salarial, la hipoteca de Oficina Directa (5.000 euros netos) sería difícilmente accesible para el consumidor medio. En el caso de Openbank o iSantander, sería complicado cuando el solicitante es una sola persona.

No hay posibilidad de negociación. Si intentamos “regatear” un poco las condiciones de la hipoteca, da igual los argumentos que demos: que tenemos un buen perfil o mucho dinero en la entidad, o que otro banco nos la concede… Los operadores nos explicarán que no es posible negociar, que no es un producto de condiciones flexibles y que solo pueden proponernos la oferta que el sistema informático les permite, sin ningún margen de adaptación.

Rara vez nos atiende la misma persona. Al contactar por teléfono con una entidad online, no es posible escoger al operador con el que trataremos y muy rara vez nos encontraremos al mismo. Esto causa una sensación de neutralidad un tanto deshumanizadora y elimina por completo cualquier atisbo de negociación. Manuel Gandarias, director del Gabinete de Estudios de pisos.com señala que hay “quien considera que interactuar con una persona de carne y hueso es fundamental porque se trata de uno de los pasos más importantes en nuestra vida. Es por ello que necesitamos de esa presencia que nos sirva de referente y nos de confianza”.

Trámites “en persona”: desde Kelisto.es señanal que un handicap es que al final parte de la tramitación tendrá que realizarse de forma presencial, al contrario de lo que sucede con productos más sencillos como la apertura de una cuenta nómina. Eso no supone un problema en entidades como ING Direct, con una red de oficinas más pequeña que la de cualquier banco tradicional, u Openbank, que aunque cuenta con el apoyo de la red de sucursales del Santander, no permite realizar el papeleo más que en 284.

Sin embargo, todas estas características tampoco son patrimonio exclusivo del mundo virtual, ya que hipotecas como Mari Carmen, de Abanca, con un diferencial del 1,75% o la Hipoteca Sin Más, de 1,70% más euríbor, también se caracterizan una política de cero comisiones y apenas vinculación.

Fuente: finanzas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.